Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Surcos 05 – 2004’ Category

Relato fotográfico Surcos Nº 05

Por Gabriela Esquivada

A veinticinco años de la revolución, lo que queda, lo que se perdió y lo que puede ser Nicaragua.

Hubo un tiempo en que la violencia podía llamarse dulce, y aun-que desde el norte se expandía ya el neoliberalismo, con Margaret Thatcher y casi de inmediato Ronald Reagan, en Nicaragua una revolución armada triunfaba con el último impulso de la década del 70 —literalmente: en 1979, hace hoy veinticinco años— sobre la obscena dictadura de los Somoza. En el mundo había izquierdas y esas izquierdas se admiraban, y un escritor argentino llamado Julio Cortázar publicaba un libro titulado Nicaragua tan violentamente dulce, en cuyas páginas se lee:
“Una tarde fuimos a orillas del mar con Sergio Ramírez y Tomás Borge; un niño de apenas quince años, cuyo nombre se me escapa, fue recibido calurosamente y se sumó a nuestra rueda. Guerrillero de extraordinaria puntería y audacia, había acabado con treinta hombres de la Guardia Nacional; ahora chupaba su helado y respondía sonriente a las preguntas que le hacían Tomás y Sergio. No era fácil imaginarlo de vuelta en una escuela.”
El niño, sin embargo, volvió a estudiar: ahora me recibe en su despacho de abogado en Managua, al que he llegado porque otro testigo de aquel encuentro, el poeta Ernesto Cardenal, ministro de Cultura en la Nicaragua sandinista, escribió en La revolución perdida que el nombre que se le escapaba a Cortázar era Marcos Sándigo.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Relato fotográfico Surcos Nº 05

Por Juan Pablo Meneses

Javiera Parra

En un país con dos mujeres como precandidatas presidenciales, la nieta de Violeta Parra es la única rockera verdaderamente activa.

JAVIERA PARRA me mira a los ojos y pregunta: “¿Qué queda de un sueño erótico si de repente me despierto y te has ido?”. Me congelo y no le digo nada. En realidad, ninguno de los doscientos santiaguinos que estamos en su concierto le respondemos. “Siento el vacío de ti… Me desespero, como si el amor doliera…”, sigue ella, cantando. “Maldita primavera” es un viejo éxito del cancionero romántico latinoamericano que la nieta de Violeta Parra ha adoptado como propio. Javiera, que me mira desde el escenario, igual que a todos, en ese viejo espejismo de los conciertos donde uno cree que la figura estelar por fin se ha fijado en tu figura mínima, abraza el micrófono con las dos manos mientras bambolea las caderas como una odalisca amateur. Javiera, única mujer en una banda de hombres, conoce el negocio.

(más…)

Read Full Post »